Han comentado esto

viernes, 29 de agosto de 2008

Una hermosa pesadilla.

Esto lo soñé en todo el tiempo anterior que no posteé. La cosa era que iba a nacer el Anticristo. Bah, en teoría no había nacido todavía, pero ya estaba afuera de la madre. Se parecía a un lechón (o sea, un cerdo chiquito) pero sin cabeza, con dos ojos grandotes, y que llevaba arrastrando algo así como una matriz, con tripas, cosas así. Había unos tipos, y yo les decía “¿por qué no lo matan?” y ellos me respondían “si todavía no nació…”. Me mostraban una estatuita donde había tres personas desnudas, dos hombres y una mujer, que la mujer estaba acostada y pariendo, un hombre la tenía, y el otro le sacaba el bebé de una pata, y me decían que esa era la profecía del nacimiento del Anticristo. También había una estatua grande que era una mano con el puño cerrado y con el dedo índice y pulgar juntos, como sacando algo con asco, y me decían que el nacimiento del Anticristo dependía de quien llegaba primero para tener un bebe, si una mujer común, o una que lo estuviera a punto de parir, y que la mano era para sacarle el bebe de una pata, como en la estatuita que me habían mostrado. La mano se activaba con la sangre de la madre. Que sueño tan raro, ¿no?. Como para que no digan acá que necesito ir al psiquiatra.