Han comentado esto

sábado, 20 de diciembre de 2008

Medios (de comunicación) bobos.


Hablando de los medios de comunicación, PabloRe me dice, entre alguna que otra libertina invitación o algún chiste disoluto: “prefiero la basura local antes que la de la capital”. Sí, en serio, yo coincido con él en el sentido de que en los canales y diarios de Buenos Aires, por ejemplo, hay mucha basura, los programas de puteríos, los sensacionalistas, los que solo son famosos por los escándalos en los que se anotan, etc. Sin embargo, ahora voy a dedicarle unos párrafos a la basura que tenemos acá.
¿Por dónde empezar? Quizás por el noticiero del canal, que es la cosa más estúpida y repetitiva que he visto. Se ve que acá no pasan muchas cosas. Se la pasan tres días seguidos dando la misma noticia, o explotando al máximo cualquier boludez que pase. Por ejemplo, una vez le hicieron una nota a uno porque su gata había estado tres días seguidos arriba de una planta. Una boludez bien boluda. O yendo al otro extremo, algo bien serio. En un pueblo cercano una vez encontraron a uno muerto en la casa. Como saben hacer, a la noticia le pusieron música triste, y la periodista (que nunca se peina) relataba con voz de consecuencia como lo habían encontrado. Nada demasiado sobresaliente, hasta que la periodista, para decir que uno había mirado por la ventana porque llamaban a la puerta y nadie abría, dijo “miró por la ventana, la ñata contra el vidrio...” Créanmelo, pasó en serio. O la misma periodista que una vez se mandó una de sus disertaciones filosóficas sobre la problemática social y dijo algo parecido a “fuera de las grandes ciudades se hacen bolsones de pobreza donde se generan enfermedades, por eso hay que cuidarse, por ejemplo, salir a caminar para mantenerse en forma”. Exponentes de la filosofía, Platón, Descartes, Newton, Voltaire, y esta periodista. Supongo que es más fácil entender a los cuatro anteriores porque existen escuelas donde se explica lo que querían decir. Igual que en plenas elecciones no me acuerdo si generales o no, estaba hablando con uno y le dijo negro peronista hincha de Boca de esta forma “sabemos que usted es moreno, peronista, y que es hincha de Boca”. O sea, no fue muy diplomática que digamos. Era una comunicación telefónica por eso no se pudo ver la cara del otro, pero no habrá sido muy linda porque terminó de decir los datos que estaba dando y cortó sin despedirse.
Es igual con otros programas del canal y con las radios de acá. Tienen dos posiciones encontradas; por un lado, se hacen los buenos, los correctos, pero por el otro, tienen el espíritu de “que me voy a hacer el bueno si acá nos conocemos todos”. Parecen programas de entre casa, como cuando uno es chico y juega con los amigos o los hermanos a que está haciendo televisión o radio. Una vez en una radio se sorteaba un CD de música, y hablando, hablando, el conductor dijo “a mí el CD me sale dos pesos y después lo hago grabar”. Por lo menos que no lo diga al aire. Hace poco se quejaban del sensacionalismo de los medios nacionales cuando trascendió algo que pasó acá sobre la hija de una diputada que tuvo un bebe y lo abandonó muerto, para sintetizar, siendo que ellos, cuando hay algún accidente fatal dejan la noticia bien para lo último. Volviendo al canal, que sé yo, quizás el mayor problema que tenga es que desde su fundación sigue con las mismas momias recalentadas de siempre. Bah, no. Hará uno o dos años entró uno joven, tipo 30 años, pero sigue el mismo estilo de los más viejos. En fin, parece como si hubieran hecho un casting de idiotas. Por lo que más se hacen los bonitos es cuando cambian las escenografías, cuando en realidad lo que tendría que preocuparlos es la calidad de la programación. Tendrían que aprender del canal 3 de la Pampa. Está bien que es el de la capital de la Pampa, pero las personas que lo conducen son humildes, es decir, van ahí a hacer un trabajo, no hacen chistes que solo ellos entienden, o bromeando sobre personajes de su pueblo sin venir a que.Bueno, para terminar, reconozco que nuestro canal tiene dos puntos a favor. Desde la una y media de la tarde hasta las siete transmite el canal Encuentro, y en los huecos de la programación dan buenas series. Claro que no las produce él, jajaja.

2 comentarios:

PABLORE dijo...

Si, coincido que los canales locales a veces son sorprendentes. Son los comienzos.
Me gustaria saber cuánto ganan esos periodistas, muchas veces no los reemplazaria nadie por monedas...
Aca hubo un programa de niños que era un rectángulo de cartón con una ventanita.
El Mundo de Maria Azucena se llamaba, y durante los años de la crisis, sobreviviendo a la precariedad hizo un programa, que en su momento no apreciabamos demasiado, pero luego comprendimos que era espectacular al lado de las series horripilantes que pasan los canales para niños.
Esperemos que sea el inicio de un camino de progreso, y que vean en el canal vecino un ejemplo a imitar.

javi dubois dijo...

¿Aún sigue en activo "la periodista que nunca se peina"? jajjajjaj es genial