Han comentado esto

miércoles, 2 de julio de 2008

Para que alguien no me quite de su lista.

Hola, gente, como andan. Tenía pensado no postear hasta el sábado porque tengo la semana de semipresencialidad, o sea que a Trenque no vengo, pero leí por ahí que alguien va a quitar los blogs que lleven una semana sin actualizarse, y como es alguien cuyo blog me gusta, bueno, lo actualizo ahora de una movida (no pongo corrida porque sé lo que quiere decir en España, jejeje). Bueno, les dejó una poesía de Bertolt Bretch que hoy yo leí en el parcial de Seminario de Integración Areal (Historia, resumiendo), y que está buenísima. Se las dejo a ver que les parece. Chaucitoooo.

Preguntas de un obrero ante un libro.

Tebas, la de las siete puertas
¿quién la construyó?
En los libros figuran los nombres de los reyes
¿Arrastraron los reyes los grandes bloques de piedra?
Y Babilonia, destruída tantas veces
¿quién la volvió a construir otras tantas?
¿en qué casas de la dorada Lima
vivían los obreros que la construyeron?
La noche en que fue terminada la muralla china
¿adónde fueron los albañiles?
Roma la grande
está llena de arcos de triunfo.
¿Quién los erigió?
¿Sobre quiénes triunfaron los Césares?
Bizancio, tan cantada
¿Tenía solo palacios para sus habitantes?
Hasta en la fabulosa Atlántida,
la noche en que el mar se la tragaba,
los habitantes clamaban
pidiendo ayuda a sus esclavos.
El joven Alejandro conquistó la India
¿Él solo?
César venció a los galos
¿No llevó consigo ni siquiera un cocinero?
Felipe II lloró al hundirse su flota.
¿No lloró nadie más?
Federico II venció la guerra de los siete años
¿quién la venció, además?
Una victoria en cada página
¿Quién cocinaba los banquetes de la victoria?
Un hombre cada diez años
¿Quién pagaba sus gastos?

Una pregunta para cada historia.