Han comentado esto

viernes, 27 de febrero de 2009

Dulce de leche.


El martes ordeñé la vaca para la casa, y el miércoles, ya que me había agarrado la idea hacía unos días, ordeñé de nuevo para hacer dulce de leche. Antes, cuando teníamos el tambo siempre guardábamos para hacer queso, dulce de leche y arroz con leche (parece el nombre de una porno china, jaja) y los hacíamos bastante seguido.
Lo único que con el dulce de leche teníamos una maldición; siempre se cortaba, y lo que quedaba como resultado lo comíamos como si fuera caramelos. Decidí cortar con la maldición, y el miércoles a la tarde me puse a hacerlo. Puse tres litros de leche y 750 gramos de azúcar a fuego fuerte hasta que largó vapor, y ahí lo puse al mínimo. Se le saben poner dos cubiertos de metal para que no se vuelque. Me llevó como tres horas lograr que largara ese olorcito tan lindo y un poco más que se pusiera espeso. Quedó medio descolorido porque habría tenido que ponerle bicarbonato cuando la leche todavía estaba fría y se lo puse cuando ya estaba caliente. Lo puse en un frasco y un vaso, y lo guardé en la heladera. Al parecer había salido muy bien; estaba muy brilloso, no como cuando se corta que se pone opaco. Lo probé cuando estaba frío, muy lindo, o sería que hacía mucho que no probaba dulce de leche casero. El día siguiente lo probé de nuevo. Cortado. ¡Connnnññññññooooooo!!!!

sábado, 14 de febrero de 2009

Haciendo pastar a las vacas.


Hola, buenos días, cómo han estado. En casa ocupaditos viendo en que lugar vamos a hacer comer los animales. No quiere llover, que sequía de mierda. Ahora está nublado y promete hacerlo, pero de ahí a que lo haga... Casi todo lo de adentro del campo ya se terminó así que ahora a las vacas (no a los novillos o vaquillonas, que esos están en un cuadro que todavía tiene algo) las hacemos comer en la calle. El Pelado viene cada tanto y nos ayuda a cambiar los boyeros de lugar. Primero fue en distintos tramos de la orilla de este campo y después a la orilla de campos vecinos (al oligarca de Vellón se le metió una en el c..., quiero decir, una vaca en el girasol, eso es lo que quería decir). Ya los campos vecinos cercanos se terminaron (el pasto de ahí quiere volver, pero se toma su tiempo) así que hoy las echamos con Pat a un lugar que está cerca de la ruta 33, justo en una bajada donde hay un cartel con cuatro nombres de campos. Las vacas re contentas, porque ahí había mucha más comida que los lugares donde habían estado antes, pero igual tuvimos que atajarlas un poco, porque la vaca no es que encuentra comida y se para a comer, encuentra comida, come, y sigue caminando con la cabeza pegada al suelo, al mejor estilo cortadora de pasto. Las dejamos un buen rato, pero no demasiado porque les tiene que durar todo lo posible. Si por lo menos alguien nos quisiera comprar algunas, nos aliviaría un poco, si por lo menos uno que nos iba a comprar como veinte terneros overos nos los compraría de una buena vez al precio que fuera... Encima, la Cooperativa Eléctrica le va a aumentar a la zona rural hasta un 50% el recibo de la luz. ¡Justo ahora con esta situación y cuando está todo parado! Y esta no es la peor de las situaciones del campo, porque dentro de todo vamos bien. Peor están en Salta, en Chaco, en Santa Fe, en cualquiera de los campos que se están secando por la falta de agua. Y la pingüina todavía inaugura el boleto electrónico y se va de viaje a España...