Han comentado esto

viernes, 3 de julio de 2009

Gripe.


Este asunto de la gripe está empezando a romper un poco las pelotas.
Es verdad que hay gripe, no hace falta que yo lo diga para que la gente lo sepa, pero estoy empezando a preguntarme que es lo más abundante, si gripe o psicosis. Es una enfermedad muy contagiosa, sé eso, pero la gripe común es más mortal, y no les cuento el dengue. No digo que no se haya muerto toda la gente que se murió por ella, que se murió, se murió, pero creo que los medios periodísticos y los oficiales están alentando la propagación de toda clase de versiones sobre ella, los primeros para vender más apelando al morbo catastrófico y fatalista de mucha gente, y los oficiales para ocultar la derrota del domingo. Soy realista, me parece muy bueno que se difundan por todos lados las maneras de no contagiarse y que se tomen las medidas que se están tomando, pero que no hagan morir de miedo a la gente. Sino, si alguna vez hay una epidemia parecida de dengue en las grandes ciudades, ¿qué van a decir que hay que hacer? ¿pegarse un tiro?

¿Que es la vida? ¿Como es la vida?



Hola. Buenas y no tan santas. Tenía planeado hacer un posteo reflexionando sobre la vida y todas las situaciones a las que uno se ve expuesto, pero últimamente, por más que pienso en eso, no sé ponerlo en palabras o en escrito, así que, con la mayor desvergüenza posible con lo perezoso y poco original que podré parecer, voy a responder la primera pregunta con un pedazo de poesía que ya han posteado por ahí, pero yo la conocía de antes, así que, a fastidiarse.






¿Qué es la vida? Una ilusión,



una sombra, una ficción,



y el bien mayor es pequeño,



pues toda la vida es sueño,



y los sueños, sueños son.






Está re buena esa poesía. La leí por primera vez en un libro de Víctor Sueiro y me copó. Para la segunda pregunta, elijo una canción que dan en un programa de radio que escucha mamá a la mañana. No he averiguado quien la canta nada más que por perezoso, pero dice grandes verdades, o al menos, yo la escucho y pienso que tiene razón en todo lo que dice. Habla de los días como hablando de la vida. La podía poner con las estrofas y los versos separados, pero ocuparía mucho espacio, y aparte, para leerla de corrido está buena, porque parece que la ha escrito algún filósofo.


Cada día suele ser eso o todo lo contrario, un gran día, un calvario, y tener y no tener. Si me levanto despacio, puede que no tenga tiempo, si todo pasa de prisa, siento que el día se fue. Puede que hoy, sea un gran día, un calvario, una fortuna, o también, un día de cumpleaños. Pero alguna tontería, se apodera de mi alma, y otra vez, ¿qué está pasando?
A veces es el pasado, que se cuela traicionero, a veces es solo el miedo, que se esconde en el armario, a veces son las palabras, otras lo que no dijimos… Y vuelve a hacerse de noche, pero vuelve a amanecer.
Así pasan las semanas, con días malos y buenos, con minutos desolados, y madrugadas de pie. Pasan como pasa el día, entre el vacío y el cielo, días con luz, y otros días, que parecen extranjeros. Me gustaría vivir, días con luz, días enteros, sin noches, sin agujeros, días de día, completos, pero sigue habiendo días, que se enredan con mi alma, y otra vez, ¿que está pasando?