Han comentado esto

martes, 10 de julio de 2012

Fiestaaaaa...!

Hola, gente, como están? Yo bien, ahora medio fresco, brrrrrr..... Sin embargo, estoy contento, este fin de semana ha resultado satisfactorio.
Este sábado, por primera vez en mucho tiempo tuve que carnear un cerdito para una antigua clienta. Me resultó fácil, y me quedó re pelado, no como el que era para el maquinista y nos lo tuvimos que quedar porque parecía un mono. Lo vinieron a buscar, la tipa y su hijo, que tiene más o menos mi misma edad, a las cinco de la tarde. Yo ya me había cambiado, y ya que estaba, los usé de remise gratis, jojojojo. Encima me re acercaron al lugar donde yo quería ir primero. Pablo había ido al cumpleaños de su abuela en otro pueblo ("Mi abuela que pocas veces la veo y no se acuerda de como me llamo", me dijo, y yo, bien sútil, le dije "Pablo, comprendela; ella ya está viejita... y vos sos negro. Jajaja, fea mi actitud, no?" "No vas mal rumbeado", me respondió, porque él negro no es, pero es medio morocho de piel, y como es adoptado, todos sus primos son bien blancos de piel, a lo que son alemanes), así que de nuevo tuve otro sábado sin saber que hacer. Bah, saber ya sabía, Car me había invitado a comer, pero quiero decir que me iba a salir de la rutina. Así que, estuve con el enfermerito primero que nada, jejejeje.  Me ensartó como si fuera un muñeco vudu de alguien muy odiado. Luego del acontecimiento, me fui caminando (como pude, cuac), a lo de Car, donde mi sobrino me estuvo dando clases de como jugar al dragon ball Z en la play, comimos dos pizzas, le bajé un juego full que andaba buscando, me despedí de él, intenté hacer algo más para que la salida no resultara tan al pedo, pero como no dio, me terminé volviendo en remise y a las doce y algo de la noche ya estaba durmiendo, jojojo.
El domingo estuvo mucho más entretenido, porque cumplió años el Zorrinito, el hijo de mi amigo carnicero el Zorrino, y me invitó a la fiesta. Estuvo muy entretenida, hacía raaaato que no me divertía tanto. Me pusieron a asar los chorizos, y mientras tanto llegaban los amigos del Zorrinito. Se armó una ronda y empezó a correr el fernet con coca cola, y de vez en cuando yo cazaba algún trago, jojojo. Para estar a tono, le llevé de regalo una botella de wisky. Aparte de los chorizos, comimos lechon frío asado en panadería (no me gustan así, quedan demasiado blanditos y grasosos). Después pusieron música y empezamos a bailar. No me gusta el regueaton, pero el alcohol me había aflojado en todo sentido, y estuve bailandome todo. Anduvimos boludeando todo el rato, como si fueramos de la misma edad, y eso que entre el Zorrinito y sus amigos, y yo, hay fácil nueve años de diferencia. No estaba acostumbrado a tanto fernet con coca cola, así que a eso de las una menos cuarto de la mañana, me despedí de los presentes (hice buenas migas con todos), y mi amigo y su novia me acompañaron hasta la puerta. Son re buena gente los dos, les deseo lo mejor. Me querían llamar un remise porque yo estaba medio medio, pero insisti en que no, que el aire fresco iba a hacerme bien. Le di un abrazo al Zorrinito deseándole que terminase bien el cumple, le di un cordial abrazo y beso a su novia, y me hice las once cuadras hasta la remisería. El aire frio me despejó, es cierto, pero el dia siguiente anduve con sueño todo el día, jajaja. Abrazo grande, gente, los quiero.

2 comentarios:

Isa Ramos dijo...

Marcus me alegro que te lo hayas pasado lindo con tus amigos.
El enfermerito te trae a por la calle de la amargura.
A mí no me gusta el enfermerito para ti. No lo conozco, pero sólo de como hablas de él no me gusta nada.
Cuidaté que algún día si no, con esas fuerza que te enviste el enfermetito, va a tener que coserte.

Disfruta y sé feliz. Cuidate mucho.

Saludos y un abrazo fuerteeeee

marcus dijo...

Buenas!
Isa, no es malo él, quizás no lo describo demasiado, pero igual estoy pensando en dejarlo de ver, no sé por qué, será que he tenido un mal día en lo anímico. Abrazo, Isa, te quiero.