Han comentado esto

jueves, 2 de agosto de 2012

Un cuentito mío, jejejejee.

Pizzas con anchoas.

Este diálogo pasaba entre Juana y María.
- La primera va a ser buena, y la segunda va a ser mejor, ¿no?
- Lamento disentir. La primera es mejor porque con la segunda ya tenes acostumbrado el gusto.
- Ah, no sé. No hables más que casi estamos en la mesa.
Juana y María habían ido a comprar pizzas en un lugar que tenía mala fama, fama de embrujado, porque al menos cuatro veces por año las personas que compraban sus productos desaparecían o se las encontraba muertas a mordiscones, sin haber comido nada; las pizzas aparecían enteras. Sin embargo, Juana y María quisieron burlarse de las historias y encargar pizzas con anchoas en el mismo lugar. Eso sí, cuando hicieron chistes con eso, en la pizzería las miraron con mala cara.
- Mi novio cada vez es más estúpido. Se queda dormido cuando salimos de noche, no se acuerda de la mitad de las cosas que le digo... Casi tengo que morderlo para que me haga caso- dijo Juana, poniendo las pizzas arriba de la mesa.
“La que te va a morder soy yo, querida”, pensó María.
-¿No le preguntaste por qué se pone así?
“Vos tampoco vas a poder preguntarle nada”, pensó Juana.
- Sí, le pregunté, pero dice que no le pasa nada, que está igual que antes, que soy yo la que cambié.
- No pienses más en ese tarado- aconsejó María.- Olvidate de él y comamos las pizzas.
“Yo soy la que te va a comer, preciosa”, pensó Juana, preparándose para saltarle encima.
-¡Tenes razón!- dijo Juana destapando las pizzas.- ¡Bon apetit!

Unos minutos después todo había terminado. Los cuerpos devorados de las chicas yacían en el suelo, sin haber tenido tiempo de defenderse. Sobre ellas, las pizzas se arrastraban como dos babosas.
-¡Que casualidad que se llamasen igual que nosotras!- dijo una de ellas.
-¿Qué te dije?- le preguntó María.- La segunda resultó mejor que la primera.
- Sí, todo muy lindo, pero hay algo que no pasó las otras veces- consideró Juana.- Nos caímos con ellas al suelo.
-¿Y?
-¿Cómo hacemos para subirnos de nuevo a la mesa?

2 comentarios:

Isa Ramos dijo...

Vaya pizzas más asesinas :-)
Menos mal que yo no compro pizzas, las hago yo. Por cierto me diron ganas de comer pizza de atún, mañana la haré, para hoy ya tengo la cena preparada. Una sopa fría de salmorejo con taquitos de jamón y huevo duro, y sardinas sin espina y rebozadas en harina y huevo, despues fritas.
Saludos y una abrazo grandeeeeeeeee

marcus dijo...

Yo también sé hacer pizza casera, pero eso no significa que no se les contagie algo de mi locura :P jjaa. Abrazo grane, Isa, te quiero.