Han comentado esto

domingo, 20 de octubre de 2013

Días de mucho trabajo.

Hola, ¿cómo va? Aquí yo muy cansado, en medio de unos días de mierrda, verdaderamente, pufffff. Antes que nada, porque sino capaz que me caga a palos por chat (jejejejej) quiero mandarle un saludo a Juanse, de Córdoba, con quien de tanto en tanto sé chatear. Me reclamó  que ya no escribo tanto como antes, y tiene razón, es que estos últimos tiempos ando re perezoso para escribir. Los causantes deben ser el cansancio o la paja (teoría esbozada por Juanse, jajaja).
Ya leí el libro que me compré por Internet. "La crueldad de la bestia" Los vinos envidiarán a los tuertos... No, así no era el subtítulo, jaja, no lo escribo como es realmente porque me da pereza. Ya había leído algunas partes hace catorce o quince años en una de las bibliotecas más importantes del pueblo, y lo había estado buscando para descargar gratis de Internet, bueno, ya saben toda la historia... Lo terminé de leer en dos días. Sí, ya sé, soy un lector enfermo, pero que pueden esperar, si me leí "Cien años de soledad" en tres dias.
Otra cosa sobre la que no quería hablar pero lo hago. Estas semanas han habido varias vacas caídas. La que estaba caída primera, que se murió de debilidad al final, otra que parió en mal lugar, no se pudo levantar (no por debilidad, porque era una de las vacas más robustas)y se murió junto a su hijo, y otra que se le dio por parir en el mismo fondo del campo y también quedó caída. Al hijo ya lo traje para acá y voy a empezar a hacerlo mamar en otra vaca. Hablando de vacas caídas, el perro atropellado se está recuperando, muy de a poco, pero está en eso. Está comenzando a mover la cola. Por lo pronto, solo quiere agua, comida, y que lo acaricien como si fuera un cachorrito, jajaja, perro pajero.
Y hoy a la mañana estuvimos calcificando con Sam y Pat las vacas a causa de las que se están cayendo. Todo iba muy bien, hasta que un novillo hijo de puta largó una patada al aire y le quebró el brazó a mi cuñado. Que porquería hija de puta de mierda ese animal. Pat y yo al principio no le creíamos, es más, nos reíamos, hasta que nos dimos cuenta de que le dolía en serio, así que Pat se lo llevó enseguida al hospital, donde le dijeron eso, que se le había quebrado. Que mal, che... abrazo grande, gente, los quiero.

4 comentarios:

Isa dijo...

Hola Marcus, pues deseo que las vacas dejen de morirse y lo único que hagan es comer, dar leche y tener terneritos.
Deseo que tu cuñado se recupere pronto de ese accidente con la vaca.
Si que lees sí imposible que yo pueda leerme en tan poco tiempo esos libros. Soy más perezosa y me distraigo con una mosca que vuele a mi alrededor.
Cuidate Marcus
Saludos y un abrazo

Anónimo dijo...

Hola chaval! Gracias por recordarme! Jaajaa no te voy a pegar por chat! Soy JuanSe.
Que macanaza lo de tu cuñado y tmb lo de las vacas caídas. Una pena!.
te mando un fuerte abrazo y la mejor de las ondas pa'que todo encarrile de una vez y mejoren las cosas.
vamos a ver que dice la gente de mi teoría del cansancio y ...
abrazo, nene.
JuanSe

Alguien Ordinario dijo...

Marcus siempre es bueno leerte,cada vez que contas algo de tus que haceres diarios me transportas al campo,suena flashero pero es asi. Que mala leche lo de tu cuña,espero se recupere pronto.
Coincido un poco con Juanse en su teoria jaja
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Marcus: hace 2 semanas me llego por encomienda un ebook (lector de libros) que compre por internet, es el mas elemental de Sony y me salio 95 dolares, la mitad de lo que cuesta aca, y cargue de Calibre, el programa de la PC, mas de 9500 libros. El primero que lei que no lo habia podido bajar es uno de Almudena Grandes "El lector de Julio Verne", es super recomendable, me impacto muchisismo; ahora estoy leyendo uno de Miguel Delibes "El camino"; y tambien uno de Giovanni Guareschi "Don Camilo..." Lapegnola